Estudio genético prenatal no invasivo

650,00 

Esta prueba se recomienda a partir de la semana 10, y busca en el ADN libre de la madre muestras de enfermedades genéticas como Sind. de Down

Categoría:

Descripción

¿Qué son las pruebas prenatales no invasivas y qué trastornos pueden advertir?

La prueba prenatal no invasiva, o examen prenatal no invasivo, es un método para determinar el peligro de que el embrión nazca con ciertas anomalías genéticas.

Esta prueba analiza pequeños fragmentos de ADN que circulan en la sangre de una mujer durante la gestación. A diferencia de la mayoría del ADN, que se encuentra en el núcleo de una célula, estos fragmentos flotan libremente y no están dentro de las células. Asimismo se le conoce como ADN fetal libre, ADN fetal en células libres o ADN fetal libre en sangre (cfDNA, por sus siglas en inglés).

Normalmente, estos pequeños fragmentos contienen menos de doscientos bloques de construcción de ADN (pares de bases) y aparecen cuando las células mueren y se descomponen y su contenido se libera en el torrente sanguíneo, incluyendo el ADN.

A lo largo del embarazo, el torrente sanguíneo de la madre contiene una mezcla de ADN fetal libre que y de células de la placenta.

 

La placenta es un tejido del útero que une al feto con el suministro de sangre de la madre.

 

Estas células se liberan al torrente sanguíneo de la madre durante el embarazo. El ADN de las células placentarias suele ser idéntico al del feto. El análisis de ADN fetal libre de la placenta presenta una oportunidad para la detección temprana de ciertas anomalías genéticas sin dañar al feto.

Con una mayor frecuencia, la prueba prenatal no invasiva se usa para buscar trastornos cromosómicos causados por la presencia de una copia extra o faltante de un cromosoma (aneuploidía). La prueba prenatal no invasiva busca primordialmente síndrome de Down (trisomía veintiuno, causada por un cromosoma veintiuno adicional), trisomía 18 (causada por un cromosoma 18 adicional), trisomía 13 (causada por un cromosoma 13 auxiliar) y copias adicionales o faltantes del cromosoma X y cromosoma Y (cromosomas sexuales).

La prueba prenatal no invasiva puede incluir la detección de trastornos cromosómicos auxiliares causados por secciones faltantes (eliminadas) o dobles (duplicadas) de un cromosoma. La prueba prenatal no invasiva está comenzando a utilizarse para detectar trastornos genéticos ocasionados por cambios (variantes) en genes individuales. Conforme la tecnología mejora y baja el costo de las pruebas genéticas, los estudiosos esperan que la prueba prenatal no invasiva esté disponible para muchas otras afecciones genéticas.

Se cree que la prueba es no invasiva porque requiere extraer sangre solo de la mujer embarazada y no representa ningún peligro para el feto.

 

¿Cuando se puede hacer un estudio prenatal no invasivo?

No antes de la décima semana. El motivo es porque debe haber suficiente ADN fetal libre en el torrente sanguíneo de la madre para poder identificar anomalías cromosómicas del embrión, y esto ocurre en la semana número 10 del embarazo.

Si se realiza antes de este periodo puede dar como resultado un falso negativo.

 

¿Cuánto cuesta un estudio genético prenatal no invasivo?

En Labosev disponemos de la última tecnología y usamos las últimas técnicas Bioinformáticas para obtener un resultado fiable, por eso además nos permite ofrecer un precio muy competitivo.

  • El plazo de entrega esta entra los 7 a 9 días laborables
  • Podemos realizarlo en embarazos gemelares
  • ¡Recuerda!, no debes someterte a este examen genético si tu embarazo no ha pasado la décima semana.

 

¿Donde puedes hacerte un estudio genético prenatal no invasivo?

Si tienes antecedentes familiares de enfermedades graves y quieres salir de dudas, una prueba genética como la que hacemos en labosev, puede ayudarte.

 

  • Labosev (análisis clínicos en Sevilla)
  • Calle Amor, 11
  • Sevilla
Abrir chat
Hola 👋
Solicita información ℹ o reserva nuestros servicios. ¡Estamos para ayudarte!.